CONTROL DE LA CONDUCTA EN EL COLEGIO






Para que el TDAH tenga un impacto menos negativo en la vida de los niños que lo padecen es fundamental que haya un control de la conducta del TDAH en el colegio coherente con el que haya en casa. Que todas las personas que componen su entorno estén alineados en cuanto a la estrategia que se va a llevar a cabo. El colegio y la familia son los entornos principales en la vida del niño, y por ello es importante que exista buena comunicación entre ambos, para acordar una metodología unificada que le demuestre al niño que existe una comunicación entre profesores y padres, y que hay acuerdo sobre las normas y expectativas principales.

Tambien te puede interesar LO QUE SUPONE LA VUELTA AL COLE CON TDAH



Mantener la coherencia en el control de la conducta en el colegio puede resultar complicado debido a que pueden intervenir varios profesores. Si a esto, le añadimos el hecho de que los niños con TDAH necesitan unos límites claros, firmes y coherentes, la dificultad es mayor.

Medidas que se pueden adoptar en el colegio

Los centros escolares pueden ayudar en la adopción de una estrategia coherente en el control de la conducta con estas medidas:

– Establecer unas guías y procedimientos escolares para profesores y alumnos.
– Apoyo adecuado del personal y una comunicación clara.
– Coherencia y estrategia de control adecuada por parte de los profesores.
– Establecer una buena relación entre los profesores, orientadores, padres y alumno antes de que inicie el curso escolar.
Medidas que puede adoptar el profesor
Es importante que los profesores acuerden adoptar una estrategia del control de la conducta coherente entre ellos y en relación con la familia:

Reforzar las conductas positivas

Realizar comentarios positivos sobre un buen comportamiento puede animar al niño a repetirlo, además de mejorar su autoestima y motivación. El reconocimiento es algo que los niños con TDAH valoran mucho porque no suelen recibir comentarios positivos, por lo tanto puede ser una buena herramienta para conseguir buenos comportamientos. Felicitarle cuando haya terminado una tarea a tiempo, cuando haya trabajado tranquilo y en silencio o haya seguido las instrucciones que se le han dado, es un mecanismo sencillo de poner en marcha.

Debes leer esto ¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS IDEALES DEL COLEGIO PARA LOSNIÑOS CON TDAH? 
Explicar las consecuencias de una mala conducta

Establecer límites claros sobre qué comportamientos son inaceptables y explicar qué puede suceder si se cometen. Es importante que lo que se ha dicho que sucedería en el caso de que se comportase mal se lleve a cabo, para no perder credibilidad.

Actuar con rapidez

Dar respuestas o comentarios, tanto positivos como negativos, inmediatamente después de la conducta inadecuada es lo más efectivo. No dejar que el tiempo pase para explicarle que lo que ha hecho no es correcto, debe corregirse en el momento para que tenga mayor impacto.

Ser persistente

Es importante asumir que el cambio de conducta no es algo que se produzca rápidamente, puede llevar un tiempo. Es posible que se tenga que corregir un mismo comportamiento varias veces antes de ver un cambio y que conseguir resultados puede ser difícil.1 

Ser repetitivo

Repetir los comentarios sobre las consecuencias de un comportamiento bueno o malo es necesario en caso de los niños con TDAH, porque tienden a olvidarlo.

Cambiar las recompensas en caso necesario

Esto implica ser flexible e ir variando las recompensas o consecuencias por el comportamiento del alumno, de esta forma se le estimula y se evita el aburrimiento.



Para que el TDAH tenga un impacto menos negativo en la vida de los niños que lo padecen es fundamental que haya un control de la conducta del TDAH en el colegio coherente con el que haya en casa. Que todas las personas que componen su entorno estén alineados en cuanto a la estrategia que se va a llevar a cabo. El colegio y la familia son los entornos principales en la vida del niño, y por ello es importante que exista buena comunicación entre ambos, para acordar una metodología unificada que le demuestre al niño que existe una comunicación entre profesores y padres, y que hay acuerdo sobre las normas y expectativas principales.

Tambien te interesa esto COLEGIOS PARA NIÑOS CON TDAH


Mantener la coherencia en el control de la conducta en el colegio puede resultar complicado debido a que pueden intervenir varios profesores. Si a esto, le añadimos el hecho de que los niños con TDAH necesitan unos límites claros, firmes y coherentes, la dificultad es mayor.

Medidas que se pueden adoptar en el colegio
Los centros escolares pueden ayudar en la adopción de una estrategia coherente en el control de la conducta con estas medidas:

– Establecer unas guías y procedimientos escolares para profesores y alumnos.
– Apoyo adecuado del personal y una comunicación clara.
– Coherencia y estrategia de control adecuada por parte de los profesores.
– Establecer una buena relación entre los profesores, orientadores, padres y alumno antes de que inicie el curso escolar.
Medidas que puede adoptar el profesor
Es importante que los profesores acuerden adoptar una estrategia del control de la conducta coherente entre ellos y en relación con la familia:

Reforzar las conductas positivas

Realizar comentarios positivos sobre un buen comportamiento puede animar al niño a repetirlo, además de mejorar su autoestima y motivación. El reconocimiento es algo que los niños con TDAH valoran mucho porque no suelen recibir comentarios positivos, por lo tanto puede ser una buena herramienta para conseguir buenos comportamientos. Felicitarle cuando haya terminado una tarea a tiempo, cuando haya trabajado tranquilo y en silencio o haya seguido las instrucciones que se le han dado, es un mecanismo sencillo de poner en marcha.

Explicar las consecuencias de una mala conducta

Establecer límites claros sobre qué comportamientos son inaceptables y explicar qué puede suceder si se cometen. Es importante que lo que se ha dicho que sucedería en el caso de que se comportase mal se lleve a cabo, para no perder credibilidad.

Actuar con rapidez

Dar respuestas o comentarios, tanto positivos como negativos, inmediatamente después de la conducta inadecuada es lo más efectivo. No dejar que el tiempo pase para explicarle que lo que ha hecho no es correcto, debe corregirse en el momento para que tenga mayor impacto.

Ser persistente

Es importante asumir que el cambio de conducta no es algo que se produzca rápidamente, puede llevar un tiempo. Es posible que se tenga que corregir un mismo comportamiento varias veces antes de ver un cambio y que conseguir resultados puede ser difícil.1

Ser repetitivo

Repetir los comentarios sobre las consecuencias de un comportamiento bueno o malo es necesario en caso de los niños con TDAH, porque tienden a olvidarlo.

Cambiar las recompensas en caso necesario

Esto implica ser flexible e ir variando las recompensas o consecuencias por el comportamiento del alumno, de esta forma se le estimula y se evita el aburrimiento.

Creditos TDAH Y TU


Con la tecnología de Blogger.