¿DESAYUNA BIEN TU HIJO CON TDAH?




Seguro que has escuchado muchas veces eso de: “el desayuno es la comida más importante del día”. Puede que te suene a dicho de abuela, pero la realidad es que la evidencia científica lo respalda. Un desayuno saludable (luego veremos de qué está compuesto), es importante para:

Te puede Interesar COLEGIOS PARA NIÑOS CON TDAH

1. Favorecer el buen funcionamiento cognitivo: son los procesos cerebrales que nos permiten realizar las tareas, procesar la información que nos rodea, interpretarla y actuar en consecuencia.

2. Mantener un peso saludable: el no desayunar puede conllevar que se llegue a la siguiente comida con mucha hambre y se coma en exceso. Por otro lado, un desayuno poco saludable puede incluir altas dosis de hidratos de carbono, grasas saturadas y azúcares, que en exceso, pueden contribuir a un aumento de peso.

Y es que según datos del Ministerio de Sanidad, un 8% de los niños acuden al colegio sin haber desayunado. Para otro 20%, el desayuno consiste únicamente en un vaso de leche y, el 56% acompaña el vaso de leche únicamente con hidratos de carbono (pan, galletas, bollos…). Según las estadísticas publicadas, únicamente el 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado.


¿Qué es un desayuno saludable?

El desayuno debe representar el 25% de la ingesta diaria de nutrientes en el caso de los niños en edad escolar, y para garantizar que sea un desayuno equilibrado, debe incluir:

– lácteos: leche, yogur o queso de cualquier tipo.
– cereales: preferiblemente pan (integral si es posible), pero también puede ser ocasionalmente cereales, galletas o bizcochos.
– grasa de complemento: lo mejor es que sea aceite de oliva, aunque de forma ocasional puede consumir mantequilla o margarina.
– frutas o zumos: una pieza de fruta de temporada o el zumo natural de estas.
– mermelada, miel y en algunas ocasiones jamón u otro tipo de fiambre.


Creditos TDAH Y TU 

Con la tecnología de Blogger.