ESCALA DE CONNERS ¿CÓMO SE MIDE EL TDAH?




Las escalas de Conners son probablemente, a día de hoy, una de las herramientas más utilizadas en la práctica clínica para evaluar los síntomas y las conductas asociadas al TDAH.  Están compuestas por un listado de síntomas que deben valorarse según la intensidad: nada (0), poco (1), bastante (2) o mucho (3).


Historia de la Escala Conners

La primera versión de esta escala se publicó en 1989, con el objetivo de evaluar el cambio de comportamiento en niños con TDAH cuando comenzaban un tratamiento farmacológico con estimulantes. Hoy en día, sin embargo, su uso se ha extendido y es frecuente utilizar este recurso en la fase de evaluación previa al tratamiento, recogiendo de esta forma información útil proporcionada por los padres y profesores (Conners, 1994; Resnick y McEvoy, 1994).

¿Qué funciones tiene la Escala de Conners?

Orientar el diagnóstico: La Escala de Conners (u otras escalas de comportamiento) no son por sí solas una herramienta que permita diagnosticar, pero pueden aportar datos que no se habían recabado por ejemplo en las entrevistas, y pueden ser muy importantes en casos de diagnóstico más dudoso. También son útiles para aportar el punto de vista de alguien que no puede entrevistarse con el médico, como por ejemplo el profesor del niño.

Valoración de la severidad y el cambio: También permite evaluar el grado de afectación cuando el diagnóstico ya es seguro. Por lo que se suele hacer una valoración al principio y otra al cabo del tiempo de haberse iniciado el tratamiento recomendado por un especialista en TDAH. De esta forma se puede evaluar el cambio valorando las diferencias entre los dos resultados obtenidos.

Diseño del plan de tratamiento: La Escala de Conners también puede aportar información importante que ayude a diseñar el plan de tratamiento a seguir.

¿Qué funciones tiene la Escala de Conners?

Existen cuatro versiones de la Escala Conners.

Versiones extendidas: Estas versiones de la Escala Conners abarcan conceptos de psicopatología general. Entre otros podemos destacar problemas de conducta, problemas de aprendizaje, ansiedad, hiperactividad/impulsividad, inatención, manifestaciones psicosomáticas, miedos…

Escalas para padres (Conners’ Parenting Rating Scale)
CPRS-93 (1989) que incluye una lista de 93 comportamientos.
CPRS-R:L (1997) que incluye 80 items.
Conners 3P-L (2008)
Escalas para profesores (Conners’ Teacher Rating Scale)
CTRS-39 (1989) con 39 preguntas.
CTRS-R:L (1997) que incluye 59 elementos.
Conners 3T-L (2008)

Te puede interesar TDAH EN NIÑOS PREMATUROS

Versiones abreviadas: Las versiones abreviadas de la Escala Conners incluyen conceptos agrupados entorno a oposicionismo, hiperactividad, inatención e índice de TDAH.

Escalas para padres (Conners’ Parenting Rating Scale)
CPRS-48 (1989) que incluye una lista de 48 comportamientos.
CPRS-R:S (1997) que incluye 48 items.
Conners 3P-S (2008)
Escalas para profesores (Conners’ Teacher Rating Scale)
CTRS-28 (1989) con 39 preguntas.
CTRS-R:S (1997) que incluye 27 elementos.
Conners 3T-S (2008)

Algunas preguntas contempladas en la Escala de Conners Para padres

Entre las distintas cuestiones que se incluyen en las Escalas de Conners dirigidas a los padres del niño con TDAH (o un posible diagnóstico de TDAH), podemos encontrar estas:

– Es desobediente, obedece con desgana
– Le preocupa excesivamente estar solo/a, la enfermedad
– Cambia bruscamente sus estados de ánimo
– Es a veces cruel con los animales o niños/as pequeños/as
– Sus esfuerzos se frustran fácilmente, es inconstante
– Causa más problemas que otro/a de su misma edad

A este tipo de afirmaciones, los padres deben responder evaluando el comportamiento de su hijo en función de lo que ellos perciben en el hogar como: nada (0), poco (1), bastante (2) o mucho (3).

Para profesores

En las Escalas de Conners para profesores, se pueden encontrar preguntas de este tipo:

– Tiene explosiones impredecibles de mal genio
– Exige excesivas atenciones del profesorado
– Exige inmediata satisfacción de sus demandas
– No se lleva bien con la mayoría de sus compañeros/as
– Acepta mal las indicaciones del profesorado
– Su conducta es inmadura para su edad

Al igual que los padres, los profesores deben evaluar estas afirmaciones en función de cómo perciben al niño en el entorno escolar y académico como: nada (0), poco (1), bastante (2) o mucho (3).

Los resultados de la Escala Conners

Es importante que los resultados de la Escala Conners sean evaluados por un profesional especialista en TDAH con experiencia, y que se contemplen junto con otro tipo de evaluaciones que permitan completar el diagnóstico en caso de que sea necesario.

De todos modos, para que nos hagamos una idea de cómo se calcula con este tipo de escalas el índice de TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad), el proceso de cálculo que se lleva a cabo es sumar la puntuación de todas las respuestas en función del peso que tiene cada una de ellas: nada (0 puntos) – poco (1 punto) – bastante (2 puntos) – mucho (3 puntos).

Debes leer esto LAS EMOCIONES EN EL TDAH

Para niños de entre 6 y 11 años, se considera que hay sospecha de TDAH cuando la puntuación es superior a 17 puntos.

Para niñas de entre 6 y 11 años, la sospecha de TDAH existe cuando el resultado total de las puntuaciones es superior a 12 puntos.

Creditos TDAH Y TU 
Con la tecnología de Blogger.