TDAH en niños prematuros



Antes de centrarnos en el TDAH en niños prematuros, vamos a definir los términos de la prematuridad. Un recién nacido prematuro es aquel que nace antes de completar la semana 37 de gestación, considerándose “grandes prematuros” aquellos niños nacidos antes de la semana 32. La tasa de prematuridad ha ido en aumento en España en los últimos 20 años, siendo actualmente de un 6-7 %. Una situación económica desfavorable que impida o dificulte un cuidado antenatal adecuado (médico, dietético y social), el tabaquismo materno, las infecciones, la gestación múltiple espontánea o inducida y las complicaciones maternas y fetales (hipertensión materna, desnutrición intrauterina, polihidramnios, etc), son las principales causas de un parto pretérmino.



Gracias a los avances en cuanto a cuidados obstétricos y neonatales la supervivencia de los recién nacidos más inmaduros cada vez es mayor, sin embargo no se puede obviar que estos niños presentan más riesgo de presentar afectación a todos los niveles por la inmadurez propiamente dicha y por la frecuente hipoxia (aporte de oxígeno insuficiente) durante el parto.

Los bebés prematuros suelen padecer:

problemas respiratorios (enfermedad de membrana hialina, apneas, displasia broncopulmonar, etc.)
neurológicos (hemorragia intraventricular, infarto hemorrágico, leucomalacia periventricular, etc.)
oftalmológicos (retinopatía, etc.)
cardiovasculares (hipotensión arterial, persistencia de ductus arterioso, etc.)
gastrointestinales (reflujo gastroesofágico, estreñimiento, escasa capacidad gástrica, etc.)
inmunológicos (infecciones, etc.)
metabólicos (hipotermia, acidosis metabólica, osteopenia, hiperglucemia, etc.)
hematológicos (anemia, leucocitosis, etc.)
endocrinológicos (disfunción tiroidea, etc.)


Se ha visto recientemente que los niños con TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) tienen una tasa significativamente mayor de prematuridad y bajo peso al nacimiento.

Se calcula que:

los prematuros nacidos entre las semanas 35-36 tienen un 20-30 % probabilidades más de tener TDAH que los nacidos a término.
se dobla el riesgo de TDAH entre los nacidos en las semanas 23-28.
la mitad de los bebés prematuros con peso al nacer inferior a 1000 gramos padece TDAH, bajando a un 20 % de los que pesaron entre 1 y 1.5 kilos.


La severidad de los rasgos de este trastorno (hiperactividad, inatención, impulsividad) también parece que se correlaciona con el grado de prematuridad, siendo más importantes cuanto menor es la edad gestacional.

Con la tecnología de Blogger.