TRATAMIENTO DE TDAH Y AJEDREZ: RESULTADOS SORPRENDENTES




Les diré que recientemente me he llevado una gran alegría. Uno de mis pacientes, un adolescente al que trato desde hace más de 3 años, vino acompañado por su madre a la consulta. Los dos estaban radiantes. La madre, porque su hijo está cursando secundaria, sacando notables. El chaval, al cual conocí con un nivel de autoestima devastado hace 3 años, estaba feliz, diría que orgulloso de sí mismo. Me acuerdo de las primeras consultas en las que el chaval me contaba sus dificultades académicas relacionadas con su dispersión e inatención, sus dificultades con los “colegas”, que lo tenían victimizado, su tendencia a juntarse con los “malotes” de la clase, y un largo etcétera. Honestamente, nunca pensé que mi paciente llegaría a secundaria. Iniciamos tratamiento farmacológico, psicoeducativo, y algunas pautas básicas cognitivo-conductuales. En aquella temporada estábamos montando el proyecto “Jaque Mate al TDAH” y sus padres y él mismo aceptaron participar en el estudio. Lleva jugando regularmente al ajedrez desde entonces. Hoy, con 16 años, sigue medicado, pero toma la mitad de la dosis que requeriría en relación a su peso. Está sacando unas “notazas”, tiene un excelente nivel de autoestima y es un chaval querido y apreciado por sus iguales. Y no es el único en el que estoy encontrando una evolución similar.

Te puede interesar ATOMOXETINA PARA EL TDAH

El ajedrez no sustituye a los fármacos, salvo quizás, en algunos casos de TDAH leve. Complementa a otros tratamientos englobados dentro del tratamiento multimodal del TDAH

Eso sí, es importante no generar falsas expectativas en los padres. En alguna ocasión me ha llegado a la consulta algún padre que ha oído que “tratamos” el TDAH con ajedrez, y que no quieren darle fármacos a sus hijos. La realidad, es que el Ajedrez no es magia. Pero puede ser mágico en el TDAH si se sabe usar bien. El ajedrez no sustituye a los fármacos, salvo quizás, en algunos casos de TDAH leve. Más bien, complementa a otros tratamientos englobados dentro del tratamiento multimodal del TDAH (psicoeducación, psicoterapia –principalmente cognitivo-conductual-, y tratamiento farmacológico).

Otra cosa que me llama la atención es que muchos padres descubren que sus hijos con TDAH saben jugar al ajedrez, o se sorprenden de que les guste jugar. En mi experiencia, la mayoría de los niños y adolescentes que no han tenido ningún contacto previo con el ajedrez, sienten una curiosidad innata por el mismo. Al fin y al cabo, el ajedrez es simplemente juego. Es cierto que, algunos lo rechazarán abiertamente y sin contemplaciones. En esos casos, yo no insistiría, o si acaso, usaría estrategias indirectas para generar interés por el ajedrez (por ejemplo, que vea a alguno de sus padres o hermanos jugar). Porque no podemos perder una de las armas fundamentales del ajedrez, que no es otra que su aspecto lúdico. Sí. Tratamos al niño jugando.
TDAH y ajedrez: otros beneficios.
Otro aspecto que me gustaría señalar es que, al margen de su efecto terapéutico, el ajedrez tiene otras dos grandes ventajas para los profesionales que trabajan con niños y adolescentes en entornos de salud mental:

1. Con el ajedrez es muy fácil perder el miedo a las “batas blancas”.

Muchos niños van con recelo a los médicos, principalmente en la primera consulta. En realidad, no dejamos de ser unos extraños totales para los niños. En cuanto ven un ajedrez en mi mesa, se relajan. Y cuando echamos una partida, esos niños ya no ven mi bata blanca, sólo que hay piezas blancas y negras…. Es decir, se lo pasan bien en consulta, y es mucho más sencillo establecer un vínculo con los niños. Y sus padres perciben que ir a consulta no es sólo para que sus hijos comiencen un tratamiento farmacológico, sino para eso, y mucho más.

2. Permite monitorizar y contrastar la información que aportan los padres de palabra.

Es decir, se puede usar como una herramienta diagnóstica complementaria. En mi consulta, una vez he terminado la entrevista, mientras los padres rellenan algunas escalas clínicas, aprovecho para jugar unas rápidas que me permiten observar cual es el patrón de juego de los chavales, su impulsividad, los fallos por inatención, su planificación y estrategia, etc. Eso me aporta una información complementaria a lo que he observado y lo que me han referido los padres en consulta. Es decir, me permite monitorizar la evolución de mis pacientes, contrastarla con la visión subjetiva de sus padres y educadores -¡que no siempre es la mejor fuente de información!- y me ayuda en la toma de decisiones sobre, por ejemplo, si tengo que hacer o no reajustes farmacológicos.

debes leer esto TDAH, la existencia de lo invisible

¿Quién debe enseñar el ajedrez?

Ahora que quizás estén convencidos de que el ajedrez puede ser beneficioso para su hijo con TDAH, valore cuidadosamente quien es la persona que va a enseñar ajedrez a su hijo. De igual manera que haría con cualquier otra actividad extra-escolar para su hijo. Como en el anuncio, busque y compare. Como señala Leontxo, la evidencia parece señalar que las personas más adecuadas para la enseñanza de ajedrez en el entorno escolar son los propios profesores, eso sí, teniendo la formación adecuada para la enseñanza del ajedrez. En mi experiencia, dentro de las características que un buen educador/monitor debe tener, la fundamental es que disfrute de la enseñanza del ajedrez, que sepa adaptar las clases a las características de sus alumnos, que sea empático, y que haga las clases divertidas.

Nuestro deber como padres, y como sociedad, es no crear niños “burbuja”, niños de “cristal”. No hay nada que estructure más una personalidad sana que la frustración.

En este sentido, recientemente Leontxo García nos ha recordado que es probable que se incluya el ajedrez como asignatura en un futuro cercano en España, siguiendo las recomendaciones del Parlamento Europeo. Dado que el ajedrez es beneficioso en las competencias evaluadas en los informes PISA –cálculo, lengua, entre otras-, no me extrañaría que empezásemos a mejorar de manera natural en los citados informes si finalmente se introduce el ajedrez en nuestro sistema educativo (¿sabe que el ajedrez hará a sus hijos más listos? Pues así es…). Si posteriormente se objetiva que alguno de esos chavales está especialmente bien dotado para el ajedrez y quiere convertirse en un campeón, ahí sí, los monitores de los clubs de ajedrez serán las personas adecuadas. En resumen, en la escuela no buscamos campeones de ajedrez, sino ¡campeones en la vida!

Y en el medio familiar, muchos padres han acabado por aprender a jugar al ajedrez para poder compartir el juego con sus hijos. Y cuando estos chavales tienen hermanos, tenemos un juego magnífico. Es cierto que eso puede desembocar inicialmente en partidas “conflictivas” en las que haya algún mal perdedor. Pero nuestro deber como padres, y como sociedad, es no crear niños “burbuja”, niños de “cristal”. No hay nada que estructure más una personalidad sana que la frustración. Y el ajedrez, nos lo pone fácil….

Esto te va a ayudar TDAH Y AJEDREZ: REHABILITACIÓN COGNITIVA

En resumen, podríamos decir que la práctica regular del ajedrez es una especie de rehabilitación cognitiva -o de “gimnasia mental” como bien dice Leontxo- con la gran ventaja de que es un juego casi infinito y tremendamente divertido. Es importante seguir las indicaciones de nuestro médico y complementarlo con deporte, porque el ajedrez es tremendamente demandante a nivel cardiovascular. Piensen que el cerebro es el órgano que más energía necesita del cuerpo humano y que gasta aproximadamente un tercio de toda la energía de cada persona!!!. Juegue una partida de ajedrez, y observe que ocurre con su corazón… ¡Con razón los ajedrecistas de competición trabajan tanto su físico como su preparación mental. En definitiva, el ajedrez nos ayuda a incorporar el Mens sana in corpore sano en el día a día de nuestros hijos, tengan o no TDAH. ¡Dele Jaque Mate al TDAH! Y si quiere saber más de los usos terapéuticos y sociales del ajedrez, no deje de acudir a las IV Jornadas de ajedrez, sociedad, educación y salud mental, que tendrán lugar el 20 de Junio de 2015 en Navacerrada.

Creditos tdah y tu 
Con la tecnología de Blogger.