JUEGOS PARA MEJORAR LA CONCENTRACIÓN DE NIÑOS




Los niños con TDAH pueden presentar una marcada dificultad en la concentración para realizar tareas, y por ello les resulta especialmente complicado realizar y terminar tareas como los deberes, preparar exámenes o recoger sus cosas. Sin embargo, los niños con TDAH pueden aprender ciertas técnicas que les ayuden a concentrarse y conseguir mejores resultados cuando realizan sus tareas.

¿Cómo plantear los juegos?

Siempre que le plantees un nuevo juego a tu hijo, intenta hacerlo de forma divertida e interesante para conseguir su atención e implicación. Antes de que empiece a jugar contigo o sus amigos, explica bien el juego, su evolución y los diferentes pasos, para reforzar su confianza y que vea que perder es parte del juego, y que no hay que enfadarse por ello.

Puzzles

Los puzzles pueden ser una gran ayuda para mejorar la concentración. Existen muchas variantes de puzzles que pueden alternarse en función de los gustos del niño o del momento:

P120uzzles de palabras: palabras cruzadas o sopas de letras

Puzzles de imágenes: rompecabezas o encuentra las diferencias

Juegos de memoria

Los juegos que ayudan a memorizar como los juegos de “encuentra la pareja” o “Simon dice” pueden ser positivos para los niños con TDAH ayudándoles a memorizar cosas y a fijar su atención.

Encuentra la pareja


Puede jugarse con cualquier tipo de cartas o fichas. También puedes crear tus propias cartas, descargándote las que te proponemos en tdahytu.es, listas para imprimir y recortar.

Instrucciones:

Coloca las parejas de cartas mezcladas boca abajo en la mesa.

Por turnos cada uno irá levantando dos cartas.

Si no son pareja, debes recordar dónde están colocadas y qué dibujo tienen, y tienes que volver a darles la vuelta.

El turno pasa entonces al siguiente jugador.

Si el jugador acierta una pareja, debe quedarse con las cartas y volver a jugar.

Cuando se han emparejado todas la cartas, cada jugador cuenta el número de cartas que tiene.

El que tenga más cartas, es el ganador.

Comienza con un número de cartas más reducida y ve aumentándolo a medida que vaya mejorando.

"Simon dice"

Es un juego sencillo que puede ayudar a los niños con TDAH a concentrarse y seguir instrucciones. Un jugador toma el papel de “Simon” y da instrucciones a los otros jugadores como por ejemplo “hay que tocarse la punta de la nariz” o “hay que pegar un salto y aplaudir”. Las instrucciones sólo se siguen si la frase comienza por “Simon dice…”  (por ejemplo “Simon dice que hay que tocarse la punta de la nariz”) si no comienzan con “Simon dice…” no hay que hacer lo que haya dicho. Los jugadores serán eliminados si no obedecen a una instrucción que haya empezado por “Simon dice…” o si obedecen una que no haya empezado con “Simon dice…”.

El jugador que asume el papel de “Simon” tiene que intentar eliminar a todos los jugadores lo antes posible. El ganador del juego es el que consiga seguir todas las instrucciones correctamente.

Es importante que dejes que el niño con TDAH se mueva o haga pequeños descansos mientras realiza algún ejercicio de concentración, puesto que puede ser de gran ayuda para ellos.
Con la tecnología de Blogger.