¿QUÉ CARRERA ESTUDIA LA GENTE CON TDAH?



Los niños con TDAH y sus familiares nunca deberían llegar a la conclusión de que no pueden llegar a ser grandes profesionales en diversas e interesantes materias, no deberían rendirse ante las dificultades propias de su trastorno y aceptar profesiones que están por debajo de su capacidad real.

A continuación te ofrecemos una serie de recomendaciones para promover una actitud positiva, aprovechar los puntos fuertes y canalizar la energía y entusiasmo natural de los niños con TDAH hacia la carrera profesional más adecuada cuando sean adultos.

Fomento de expectativas y objetivos positivos

Para que los niños puedan tener por sí mismos una actitud positiva sobre cómo evolucionará su vida, tal vez podamos ayudarles haciéndoles reflexionar sobre lo que ha sucedido en el pasado y lo que desearían que fuera su futuro. Una buena manera de hacerlo es creando un “mapa de la vida”, en el que el niño puede escribir o dibujar sus pensamientos sobre sus logros del pasado (“qué he hecho bien?”) y sus expectativas sobre el futuro (“qué me gustaría hacer?”).

Conocimiento de las dificultades en el trabajo

Es importante ser consciente de que el entorno de trabajo puede presentar diversas dificultades a una persona con TDAH, algunas de las cuales tal vez sean similares a las que afronta un niño en casa o en el colegio.

Las principales dificultades con las que habrá que contar y a las que tendrá que enfrentarse son:

Establecer un equilibrio

Congeniar con los compañeros

Mantener la distancia

Ser organizados

Asumir las responsabilidades

Planificar

Continuar con las tareas que les ocupan

Hay muchas personas con este mismo trastorno que tienen carreras profesionales de éxito
Pero para encontrar un punto de partida útil para buscar una carrera apropiada no hay que pensar sólo en los puntos débiles, sino principalmente en los fuertes. Las personas con TDAH pueden ser muy conscientes de sus dificultades a partir de sus experiencias previas, y tal vez les resulte difícil reflexionar sobre lo que sí han conseguido. Pero lo cierto es que hay muchas personas con este mismo trastorno que tienen carreras profesionales de éxito, en las que sus capacidades se desarrollan y se aprovechan al máximo, así que seguro será de ayuda considerar los puntos fuertes y las capacidades positivas que se derivan de algunos síntomas del TDAH. Por ejemplo:

Energía y entusiasmo

Si se aprovecha adecuadamente en el lugar de trabajo, la considerable energía de las personas con TDAH puede permitirles sacar adelante mucho trabajo, además de que puede convertirles en líderes de grupo al ser capaces de transmitir su energía a otros.

Capacidad de concentración

Creatividad e ingenio

Actitud ante situaciones caóticas

Capacidad de adaptación

Una vez identificados los puntos fuertes y débiles, una persona con TDAH puede canalizar su búsqueda de una carrera profesional adecuada hacia unas áreas específicas de trabajo y descartar otras. La carrera, como es lógico, debe tener algunos aspectos que despierten su curiosidad o que coincidan con sus intereses.

Además, hay muchas fuentes de información que pueden ayudarles a filtrar la búsqueda de una carrera adecuada: Asesores profesionales dentro del ámbito escolar o de fuera, Asociaciones profesionales, Modelos positivos que les sirvan de inspiración, Asesores laborales o Grupos locales de apoyo a personas con TDAH.
Con la tecnología de Blogger.