TÚ VALES TANTO COMO LOS DEMÁS




Como padre o profesor de un niño con TDAH es probable que te hayas encontrado ante la realidad de que tu hijo o alumno con TDAH sienta que no vale para nada. Es duro que un niño tenga la percepción de que nunca está a la altura…

La autoestima juega un papel muy importante en el desarrollo de los niños. En el caso de los niños con TDAH es frecuente que debido a las críticas y a la dificultad de alcanzar ciertas metas, se resienta su autoestima. Esto puede acarrear comportamientos y actitudes negativas: falta de confianza en ellos mismos, se acostumbran a recibir críticas y castigos, sensación de que nadie se siente orgulloso de ellos…

Tanto en casa como en el colegio es importante que pongamos de nuestra parte para abrirles los ojos, y hacerles ver, que ellos son capaces de lo mismo que los demás, que les queremos y que contamos con ellos: “Tú vales tanto como los demás”.

En el material descargable Ayuda a mejorar la autoestima de niños con TDAH se explican una serie de consejos que se pueden aplicar en cualquier ámbito: casa, cole o social. Son consejos sencillos y fáciles de llevar a cabo, que puedes aplicar en el día a día y que poco a poco ayudarán a que su autoestima vaya mejorando.

Recuerda, como vimos en un post anterior, 10 técnicas para mejorar la autoestima de niños con TDAH, que puedes llevar a cabo pequeñas cosas que le ayuden:

1. No te centres en el objetivo final de las tareas, valora los diferentes pasos que hay que realizar hasta llegar a él. Será de gran ayuda que dividáis juntos la tarea en varios fragmentos, que establezcáis pequeños descansos entre los diferentes pasos y motívale al final de cada uno de los fragmentos que vaya superando.

2. Tomar perspectiva frente a los errores. Es importante hacerle entender que todo el mundo comete errores, pero que no todos los errores son aceptables. Hay que establecer claramente cuáles son los límites, para que tenga unas pautas sobre las que basarse.

3. Demuéstrale que crees en su capacidad y habilidades. Encárgale cuando sea posible, que haga algo que el guste y se le de bien para hacerte un favor (por ejemplo, si le encanta dibujar encárgale que haga un dibujo para la invitación a una fiesta que vas a dar en casa, y que luego puedas escanear y mandar por e-mail a tus invitados). Le encantará sentirse implicado, y mucho más saber que puede ayudarte en algo.
Con la tecnología de Blogger.