Como desarrollar habilidades comunicativas en niños con TDAH




En la intervención que se lleva acabo con afectados por TDAH, hay muchos aspectos a tener en cuenta. Entre ellos encontramos la autodeterminación, la regulación emocional, la comunicación, la ruptura con temas tabús, etc. 

Para ello, hay muchos tipos de intervenciones que se pueden llevar a cabo para entrenarlos de una manera eficaz y conseguir una evolución positiva, como por ejemplo la dinámica que hoy proponemos centrada en el entrenamiento de habilidades conversacionales positivas y en vencer la vergüenza de determinados temas.

En el cronometro de la vergüenza, nombre que recibe esta dinámica, se emplean diferentes temas en función de la población con la que trabajemos. En nuestro caso, los temas que hemos elegido para llevar a cabo esta dinámica son:

Mi familia.
Mis amigos.
Cosas que me gustan.
Cosas que no me gustan.
Como soy.
Mi vida en el colegio.
Los chicos/as.
El TDAH.

En ella los chicos tiran un dado y dependiendo del número que saquen, irán avanzando por las casillas que llevan los temas anteriores. Cuando caigan en una, deben hablar durante un minuto del tema que les haya tocado. Como uno de los objetivos que perseguimos es que se entrenen en habilidades conversacionales, si durante el minuto que deben estar hablando están más de 5 segundos callados, tendrán una penalización; esta queda a disposición del terapeuta que guía la sesión como mejor le parezca.

Ahora vamos a desgranar el porqué de los temas elegidos.

Mi familia: algunos chicos muestran dificultades para expresar aspectos tanto positivos como negativos de la realidad que ellos perciben en su familia, debido a dificultades de comportamiento en casa, por ejemplo. Lo que perseguimos es buscar la normalización de la problemática que pueda darse en casa para que de esta forma sea más sencillo intervenir específicamente sobre ella.

Mis amigos: al igual que con el tema anterior, las dificultades que nacen en las relaciones con los iguales pueden minar la autoestima de los chicos y llevarlos a aislarse socialmente. Hablar abiertamente sobre los chicos que consideran sus amigos les ayuda a reafirmarse en sus iguales y a mejorar la autoestima.

Cosas que me gustan: con este tema se pretende que los chicos adquieran confianza en la dinámica, ya que al ser un tema en el que pueden expresar todo aquello que les gusta y motiva, se ven capaces de hacer frente al resto de temas más complejos de expresar.
Cosas que no me gustan: como contrapunto al anterior. Se hace difícil expresar aspectos, cosas o situaciones que no nos gustan, pero verbalizándolas los chicos serán más capaces de tomar conciencia sobre ellas y mejorarlas.

Como soy: no hay mejor forma de conocer a los demás si primero dejamos que nos conozcan a nosotros mismos. Los chicos, al desarrollar este tema en concreto, pueden sorprendernos incluso contando no solo los aspectos positivos de su persona sino también los dificultosos y sobre los que tienen que esforzarse más.

Mi vida en el colegio. Al igual que con el tema de la familia, no podemos olvidar que en el centro escolar los chicos pueden experimentar tanto situaciones satisfactorias como insatisfactorias y, al verbalizarlo, además de tomar conciencia sobre ellas, podemos apoyarnos en la gente del entorno para descubrir caminos nuevos o ponerles una "solución".

Los chicos/as: no perdamos de vista que esta dinámica está orientada a preadolescentes y adolescentes, y el tema de las relaciones con los iguales de distinto sexo comienza a ser un tema vergonzoso para ellos en muchas ocasiones. Normalizarlo será la clave para que las relaciones que se establezcan en el futuro sean lo más adecuadas posibles.

El TDAH: en este tema los chicos pueden hablar abiertamente acerca de como perciben ellos el trastorno, como lo experimentan y que factores son los más `preocupantes` para ellos.

Esperamos que la pongáis en práctica y que sobre ella hagáis las modificaciones para que se adapte a la realidad de los chicos con la que la uséis.

Con la tecnología de Blogger.