Efectos secundarios de los medicamentos para el TDAH



Los medicamentos para el TDAH son efectivos para reducir los síntomas del TDAH (también conocido com TAD, y algunas veces ADHD por sus siglas en inglés) en la mayoría de los chicos. Pero en ocasiones pueden causar efectos secundarios. Esto es cierto tanto para los medicamentos estimulantes como para los no estimulantes.

Generalmente, los efectos secundarios desaparecen después de varios días, una vez que el cuerpo del niño se acostumbra al medicamento. Pero puede variar la manera cómo los chicos los experimentan. Los efectos secundarios pueden variar desde leves hasta severos, y pueden ocurrir mientras el medicamento está funcionando o cuando deja de hacer efecto.

A veces los efectos secundarios duran más que unos pocos días y son tan molestos que necesitan hacerse cambios. Su médico podría ajustar la dosis del medicamento o cambiar el tipo de medicamento.

Estos son algunos efectos secundarios de los medicamentos estimulantes y los no estimulantes.

Efectos secundarios de los medicamentos estimulantes para el TDAH

Existen dos tipos de medicamentos estimulantes. Los metilfenidatos que incluyen Ritalina, Focalin, Metadate y Concerta. Y las anfetaminas que incluyen Dexedrina, Adderall y Vyvanse.

Los posibles efectos secundarios de estos medicamentos incluyen:

Problemas de sueño
Disminución del apetito
Pérdida de peso
Aumento de la presión sanguínea
Mareos
Dolores de cabeza y estomacales
Efecto rebote (irritabilidad cuando desaparece el efecto del medicamento)
Mal humor e irritabilidad
Nerviosismo
Los efectos secundarios menos comunes de los medicamentos estimulantes pueden incluir:

Tics (movimientos o sonidos repetitivos repentinos)
Cambios de personalidad, como estar demasiado serio la mayor parte del tiempo y falta de entusiasmo o de la espontaneidad habitual
Efectos secundarios de los medicamentos no estimulantes

Existen varios medicamentos no estimulantes. Estos incluyen Strattera, Tenex, Intuniv y Kapvay.

Los posibles efectos secundarios de estos medicamentos incluyen:

Náusea
Dolores estomacales
Disminución del apetito
Pérdida de peso
Fatiga
Somnolencia
Altibajos emocionales
Cómo ayudar con los efectos secundarios de la medicación para el TDAH

Es importante informar a su médico de cualquier efecto secundario. Posiblemente quiera hacer cambios en la dosis o el horario al que su hijo ingiere el medicamento. También hay cosas que usted puede intentar en casa para reducir los efectos secundarios.

Problemas de sueño: En ocasiones los medicamentos estimulantes dificultan que los niños se duerman. Este problema generalmente mejora con el tiempo. Puede tomar de cuatro a seis semanas para que se resuelva. También el mismo TDAH puede dificultar que los niños se tranquilicen y se queden dormidos por la noche. Debido a ello puede que también quiera realizar cambios en su rutina de irse a la cama.

Lea las recomendaciones de un experto acerca de cómo ayudar a los chicos con TDAH a tranquilizarse en la noche.

Problemas alimenticios: Las versiones de liberación prolongada de los medicamentos pueden provocar problemas alimenticios. Estos fármacos alcanzan su máximo efecto luego de cuatro horas de haber sido ingeridos. Así que si los chicos toman su medicamento inmediatamente después del desayuno, puede que no tengan hambre a la hora del almuerzo. Asegúrese que su hijo desayune antes de tomar la medicación y anímelo a que coma cada vez que tenga hambre.

Probablemente vuelva a tener hambre al final del día cuando el efecto del medicamento haya desaparecido. Y su apetito debería regularizarse después de varias semanas de haber empezado a tomar el medicamento.

Náusea y dolores de cabeza: Estos problemas tienden a desaparecer en un lapso de varias semanas después de iniciar el medicamento. Mientras tanto puede que sea posible minimizarlos haciendo que su hijo tome el medicamento con alimentos.

Es importante que informe a su médico si observa efectos secundarios en su hijo, incluyendo cambios de ánimo o de personalidad. Comente al médico si su hijo está más ansioso, irritable o triste durante largos periodos. Es importante describir cuándo ocurren y qué tan intensos son.

Lea más acerca de la relación entre el TDAH y la ansiedad y el TDAH y la depresión. Y conozca las señales de ansiedad y depresión en niños.

Además, revise un gráfico que muestra cómo el medicamento del TDAH funciona en el cerebro. Averigüe lo que los estudiantes de primaria y los preadolescentes y adolescentes necesitan saber acerca del medicamento para el TDAH. Y conozca los tratamientos alternativos para el TDAH que pudieran ayudar a su hijo.

Con la tecnología de Blogger.