mascotas para chicos con TDAH




Si su hijo tiene TDAH y está considerando tener una mascota, podría estar preguntándose si es una buena idea. En términos generales, la respuesta es sí. Las mascotas ofrecen amor y compañía incondicional.

También pueden enseñar mucho a los chicos acerca de la responsabilidad y la empatía. Eso puede ser muy importante para algunos chicos con TDAH que pudieran tener limitaciones en esas destrezas.

Estas son las respuestas a algunas preguntas comunes que los padres y madres de chicos con TDAH se hacen acerca de tener una mascota en la casa.

¿Existe evidencia de que los animales pueden ayudar a los chicos con TDAH?

No hay una evidencia clara de que interactuar con animales tenga un efecto positivo directo específicamente en los niños con TDAH. Pero algunas investigaciones sugieren que podría tenerlo.

Un estudio pequeño encontró que a los chicos con TDAH les iba mejor en la terapia cuando un perro de terapia era parte de la sesión. Los perros parecían tranquilizar a los chicos, disminuir su nivel de estrés y los ayudaba a “prepararse” para la terapia (los perros de terapia están entrenados específicamente para esto).

Pero solo el hecho de tener una mascota en la casa puede ser bueno para los chicos con TDAH. Estas son algunas razones:

Cuidar una mascota puede desarrollar las habilidades para administrar el tiempo. Su hijo tendrá que planear para tener tiempo de alimentarla y cuidarla.

Caminar y jugar con un perro es una manera excelente de liberar energía.
Las mascotas ofrecen amor y compañía incondicional.

Acariciar o abrazar a un animal puede reducir los sentimientos de ansiedad y estrés.

Las mascotas pueden facilitar la socialización. Los animales atraen la atención de las personas y pueden ayudar a empezar una conversación.

Cuidar un animal puede ayudar a desarrollar la empatía. Esta es un área en la que algunos chicos con TDAH tienen problemas, particularmente los varones con TDAH.

Sin embargo, es importante saber que las mascotas no son un “tratamiento” para el TDAH. No deberían tenerse en casa por esa razón específica.

¿Qué tipo de mascota es mejor para los chicos con TDAH?

No existe un tipo de mascota que sea mejor o peor. En realidad depende de su hijo y de su familia. Por lo tanto, empiece por hablar con su hijo acerca de los tipos de animales que le gustan.

Pregúntele cómo se imagina que podría pasar tiempo con la mascota que le gustaría tener. Puede que diga que un perico sería magnífico. Pero, ¿está consciente que no podrá abrazarlo ni jugar con él? ¿Se sentirá a gusto limpiando el excremento de la jaula? (considere si su hijo controla sus impulsos para que no lastime por accidente a un animal frágil como un ave).

Igualmente importante es considerar cómo funcionará el resto de la familia teniendo una mascota. Un cachorro juguetón puede ser ideal para un niño con TDAH. Pero es importante pensar si usted tiene el tiempo y los recursos financieros para cuidarlo. Añadir las necesidades de una mascota a un ambiente familiar ya de por sí estresado, no ayudará a nadie.

Si estamos pensando en tener un perro, ¿existe una raza en particular que sea mejor para los chicos con TDAH?

Es importante buscar a un perro que sea tolerante, gentil y fácil de domesticar. El labrador y el golden retriever son perros populares por esas razones.

Por otro lado, los perros pequeños y delicados pueden que no sean la mejor elección. Los chicos con TDAH pueden agarrar con rudeza a sus mascotas (por cariño) o no darse cuenta de las señales de advertencia que indican que el animal está asustado o es territorial.

Sin embargo, el asunto tiene que ver menos con la raza y más con el temperamento individual del animal y de su hijo. Si está comprando un perro, hable con el criador acerca de la situación familiar y el comportamiento de su hijo. Visite la camada y pase tiempo con los cachorros para hacerse una idea de sus personalidades.

Los cachorros rescatados pueden ser una buena opción. Pero son más impredecibles ya que desconocemos sus experiencias. Asegúrese de pasar tiempo suficiente con un animal rescatado antes de llevarlo a casa. Esas mascotas pueden requerir más tiempo y entrenamiento así que usted querrá saber en qué se está metiendo antes de comprometerse.

¿Qué podemos hacer para preparar a nuestro hijo y a nuestra familia para la llegada de la mascota?

Sorprender a su hijo con una mascota adorable, puede sonar divertido. Sin embargo, no suele ser una buena idea. Esto es especialmente cierto para los chicos con TDAH, quienes a menudo tienen problemas con las transiciones. 

Su hijo puede estar fascinado si usted acepta adoptar y llevar a casa un gatito que consiguió en un evento de adopción. Pero podría perder interés rápidamente
en un animal que necesita atención y afecto.

Permita que su hijo sea parte del proceso. Esto es una buena práctica cuando se trata de las funciones ejecutivas, ya que incluye poner atención, planificar y dar continuidad a un “proyecto”.

Investigue con él las posibles mascotas. Hagan una lista de lo que necesitarán comprar para el animal y decidan en qué parte de la casa vivirá. Busque una clase de entrenamiento si va a tener un perro y entrénenlo juntos. Hagan un horario en el que se asigne quién será responsable de sacarlo a caminar, alimentarlo y de otras tareas relacionadas con la mascota.

Algunas familias realizan “contratos” en el que los niños se comprometen a cuidar sus mascotas. Si este tipo de acuerdo es abrumador para su hijo, trabajen en equipo. Colaboren uno con el otro, sea flexible y tenga un plan alternativo para llevarlo a caminar, limpiarlo o alimentarlo en caso de que su hijo no pueda o se le olvide.

Puede que su hijo insista en que él cuidará a la mascota, pero puede que no sea capaz de concentrarse lo suficiente o recordar lo que tiene que hacer. Esté preparado para realizar parte del trabajo.

Además, asegúrese de que participe toda la familia. Es importante que todos estén de acuerdo en tener una mascota. Puede generar problemas si no es así.

¿Hay algunos chicos con TDAH que no deberían tener una mascota?

Pueden existir casos donde algunos chicos con TDAH no deberían tener una mascota. Los chicos con serias dificultades para controlar sus impulsos o que son agresivos pueden lastimar al animal sin tener la intención de hacerlo.

Esto no significa que estos chicos nunca deberían tener una mascota. Pero tienen que madurar y controlarse mejor antes de que puedan vivir con un animal.

Si no está seguro de que su hijo esté preparado, hay cosas que puede hacer para prepararlo a que asuma la responsabilidad de tener una mascota. Lea recomendaciones para ayudar a su hijo a adquirir autocontrol. Descubra otras tareas y responsabilidades apropiadas para los chicos que tienen mucha energía. Y encuentre estrategias que puedan ayudar a su hijo con TDAH a controlar sus emociones.

Con la tecnología de Blogger.