TDAH: Actividad para enseñar a Resolver Conflictos como factor de protección.


- TDAH: un trastorno del desarrollo del Autocontrol.

Según Barkley el TDAH es un trastorno del desarrollo del autocontrol. Engloba problemas para mantener la atención y para controlar los impulsos y el nivel de actividad. Estos problemas se reflejan en el deterioro de la voluntad del niño o de su capacidad para controlar su conducta a lo largo del tiempo y para mantener en su mente las metas y consecuencias futuras.

Estudios científicos han demostrado que los problemas asociados a este trastorno puede reducirse a una atención deficiente, a impulsividad e hiperactividad, y que los dos últimos parecen ser parte del mismo problema: un déficit en la inhibición de la conducta. De esta forma, parece que los problemas que se consideran los síntomas primarios del TDAH -desatención, impulsividad e hiperactividad- podrían reducirse a un retraso en el desarrollo de la inhibición de la conducta.



- ¿Qué suele ocasionar la impulsividad?

La impulsividad es la dificultad para inhibir impulsos, es la dificultad para retrasar la respuesta a una señal. Es un síntoma que frecuentemente provoca rendimientos académicos y sociales por debajo de su potencial debido a acciones y decisiones impulsivas. En el niño se traduce en no esperar su turno, interrumpir a otros, responder sin pensar, y tener mayor propensión a accidentes, heridas, etc.

En los afectados por el TDAH el tener dificultades para mantener el control a menudo les llevan a situaciones tales como:

- Actúan sin pensar.

- Frecuentemente hablan en momentos poco oportunos o responde precipitadamente a preguntas que todavía no se han acabado de formular.

- En muchas ocasiones son poco previsores y olvidan planificar.

- Continuamente se muestran impacientes y tienen dificultades para aplazar una gratificación.

- Asiduamente interrumpen a los demás o se entromete en sus asuntos.

- Habitualmente entorpecen juegos y explicaciones.

- En varios momentos pierden con facilidad la paciencia.

- Con frecuencia tienen mal humor o irritabilidad.

- Muy a menudo destrozan sus propias cosas y las de otros.

- Y muy habitualmente no saben perder y se pelean por cualquier cosa.

¿Por qué se ve la necesidad de enseñar explícitamente a los afectados por el TDAH habilidades y recursos para resolver pacíficamente conflictos?

Los afectados por el TDAH, debido a su retraso en el desarrollo de la inhibición de la conducta, muestran grandes dificultades en llevarse bien con los que le rodean. Suelen ser impopulares con los padres, hermanos y profesores. Tienen pocas amistades duraderas. Estos niños suelen meterse en líos y meter a otros en líos, y les es difícil ajustar su respuesta a la situación. Sus habilidades sociales son pobres y su forma de relacionarse con los demás, muy a menudo, es inapropiada, con lo cual, esto le lleva muy frecuentemente a estar involucrado en peleas, riñas, y conflictos de diferente índole tanto con sus iguales como con los padres o familiares e incluso con los profesores o educadores.

Así pues, se ve una necesidad imperiosa de enseñarles y entrenar en habilidades para resolver conflictos de manera alternativa y pacífica a los afectados por el TDAH. Cuando más tempranamente se trabaje esta habilidad social, antes podrá asimilarlo en su repertorio de conductas adecuadas, y mayores probabilidades de éxito obtendrán en situaciones conflictivas. Siendo esta práctica un factor de protección ante los peligros que le pueden aparecer al afectado por el TDAH.

Una de las actividades que podemos utilizar para trabajar la Resolución de Conflictos en los niños afectados por el TDAH es:

Para desarrollar esta actividad debemos plantear a los niños los siguientes objetivos:

- Profundizar en el concepto de `conflicto`.

- Aprender modos alternativos de Resolver Conflictos.

- Conocer que existen diferentes formas de resolver un único conflicto.

- Darse cuenta de la importancia de la comunicación para resolver conflictos.

- Identificar la importancia que tienen las emociones para resolver un conflicto.

- Descubrir el valor de cooperar como medio y fin para resolver conflictos.

Los materiales que utilizamos en dicha actividad son:

- Un panel de emociones dónde los niños deban colocar su foto en la emoción que sienten cada día.

- Una presentación en power point donde se les expone los conceptos que deben aprender y las actividades que van a desarrollar.

- Y el vídeo `El conflicto de las ovejas` en el que podrán vislumbrar que la forma de resolver conflictos, lejos de ser única e inequívoca, cuenta con tantas posibilidades como modos de mirar el conflicto.

- Posteriormente se les pasará una hoja de preguntas que nos servirá como guía para ver si han entendido y atendido al vídeo.

- Música.

- Marionetas y teatrillo.

El desarrollo de la actividad:

- Comenzaremos mostrándoles el panel de las emociones, donde ellos podrán colocar su foto en la emoción que creen que tienen, consecuencia del trascurso de su día. Aquí veremos, los educadores, la emoción que tienen, y en función de ésta les ayudaremos a ver cómo dicha emoción puede influir, positiva o negativamente, a la hora de poder resolver adecuadamente los conflictos que nos surjan.

- Una vez que han identificado su emoción ese día, se les pasará a exponer e ilustrar sobre cuáles son los objetivos a conseguir con esta actividad. Y una vez visto esto indagaremos sobre las ideas previas que tienen sobre qué es un conflicto. Esta lluvia de ideas lo realizaremos mediante un cuestionario guía. Una vez terminada dicha reflexión, intentaremos llegar a conclusiones comunes sobre qué entendemos por conflicto.

- Cuando ya hallamos realizado la sesión de lluvia de ideas, pasaremos a profundizar sobre el concepto universal de conflicto, sobre qué se entiende teóricamente por conflicto. Ya expuesta la teoría, veremos el vídeo `El conflicto de las ovejas`, en el que veremos cómo existen formas de resolver conflictos de manera pacífica y que la forma de resolver conflictos, lejos de ser única e inequívoca, cuenta con tantas posibilidades como modos de mirar el conflicto.

- Después de esto, realizaremos a los alumnos un conjunto de preguntas guía las cuales les ayudarán a comprender mejor el vídeo visto. Con estas preguntas, los educadores detectarán la capacidad atencional y de compresión que muestran los niños.

- Después de analizar con detenimiento el vídeo, desarrollaremos una actividad donde los niños van a representar un conflicto dado con las marionetas y el teatrillo. Y una vez visto dicho conflicto pediremos a los alumnos que nos propongan diferentes soluciones para resolver el mismo de manera pacífica.

- Posteriormente indagaremos sobre los últimos conflictos en los que se han visto involucrados nuestros alumnos, y veremos qué emociones y razones les llevaron a tal conflicto, a qué solución llegaron, si supieron resolver el conflicto, y qué alternativas ven ahora de haber podido resolver el mismo.

- Por último, si nos da tiempo, jugaremos al juego de las sillas cooperativas. Colocaremos un círculo de sillas, una por cada participante. Sonará una música, y cuando deje de sonar, los participantes deberán sentarse en la silla. En cada ronda del juego el educador quitará una silla. Los participantes deberán ingeniárselas como vean para no quedarse en pie. En la medida de lo posible se intentará fomentar el juego cooperativo, es decir, que aprendan a resolver conflictos de manera conjunta de tal forma que ningún niño se quede excluido del juego y por ende, sin silla.

El tiempo de la actividad será aproximadamente de una hora. Si el grupo es muy grande y muy participativo, puede que se necesiten dos sesiones para poder desarrollar la misma.

Es importante que durante el transcurso de la actividad, los educadores les hagamos conscientes a los niños de:

- Que el conflicto tiene muchas formas de afrontarlo, pero una de las mejores actitudes para resolver conflictos es verle como una oportunidad para cambiar y mejorar, más que como algo negativo que debemos evitar.

- Sólo hay que estimular nuestra capacidad creativa para descubrir diferentes formas de resolver un conflicto.

- La comunicación es el medio y el recurso imprescindible para encontrar soluciones a un conflicto.

- La importancia de descubrir las emociones que subyacen al conflicto se hacen imprescindibles revelar para que éste verdaderamente se resuelva.

- La cooperación es un valioso recurso a utilizar a la hora de enfrentarnos a un conflicto.



"Los conflictos existen siempre, no tratéis de evitarlos sino de entenderlos".
Yutang, Lin.


`El hombre no será sabio hasta que resuelva toda clase de conflictos con las armas de la mente y no con las físicas`.
Werner Braun.

Patricia Fernández Briz. Psicopedagoga.
Con la tecnología de Blogger.