TDAH y problemas perceptivo-motores




Más de un 30% de pacientes con un diagnóstico de TDAH presentan frecuentemente movimientos rígidos y problemas en la coordinación motora. Estos problemas de coordinación afectan al trazado de las letras dando lugar a escritura irregular, tachones, soldaduras, interlineado y márgenes ondulantes. En algunos casos es fácil  observar cuando están escribiendo que sacan la lengua y mueven los labios. También es significativo el número de niños con TDAH que tienen caídas y tropezones frecuentes como consecuencia de sus deficiencias en la motricidad gruesa.

Los diferencias sexuales son más consistentes para los movimientos asociados que para la velocidad motora.

 Los varones son más veloces que las niñas, pero en todas las tareas las niñas tienen menos movimientos asociados que los niños. Esta impresión se basa en que ellas se desempeñan mejor que los niños en  tareas motoras complejas y adaptativas y en que muestran menos movimientos asociados durante todas las tareas motoras y eso determina que sus movimientos parezcan más armoniosos.

Normalmente los niños con TDAH conviven con su problema evitando aquellas actividades en las cuales son necesarias las capacidades motoras

. En el entorno familiar tienen dificultades en las actividades del día a día, como vestirse, comer o atarse los cordones de los zapatos.

En el juego, suelen ser niños solitarios, que participan poco en las actividades deportivas o juegos físicos.

Son menos populares y frecuentemente reciben burlas de sus compañeros.

A veces, puede desorientar el contraste entre una excelente capacidad en algunas actividades motoras, y una gran torpeza en otras.  Toda intervención dirigida a mejorar las capacidades motoras tendrá una repercusión exclusiva sobre ellas, además de en el tratamiento de los problemas de aprendizaje asociados.

Pobre organización viso-espacial  manifestándose en las dificultades de utilizar la información proporcionada por los diferentes sistemas sensoriales (visión, audición, tacto y conciencia corporal global) produciéndoles una confusión acerca de la posición, tamaño y relación  entre  objetos,  direccionalidad, detalles visuales, figura-fondo, lo que también afecta en cuanto a los déficits en destrezas iniciales en lectura y escritura y a usar la información visual y propioceptiva para atrapar una pelota en el aire.
Con la tecnología de Blogger.