Trabajo en equipo niños TDAH



La actividad que proponemos, se apoya en la necesidad por parte de los niños con TDAH de desarrollar sus habilidades sociales, de mejorar las relaciones con el entorno y con las personas que en él se desenvuelven y de dotarlo de estrategias y análisis de sus funciones que les hagan ver qué cosas deben trabajar y mejorar para ser capaces de realizar una buena labor de equipo.

Desde el principio del desarrollo, las personas nos relacionamos con el medio, y los niños con TDAH presentan ciertas dificultades ante esta actividad debido a sus características propias.

Impulsividad.
Inhibición de las conductas.
Falta de autocontrol.
Excesiva producción física y verbal, etc.
Por ello, creemos necesaria una intervención específica relativa al desarrollo del trabajo en equipo, para que ahora en el colegio y en las relaciones con sus compañeros, y en un futuro de cara al proceso de desarrollo obvio que va a experimentar el niño, cuente con las pautas y estrategias necesarias para hacer frente a las diferentes situaciones que se le presentarán.

En esta ocasión, contamos con un vídeo, `El hombre Orquesta`, en el que nos apoyaremos para desarrollar los objetivos propuestos:

Conocer los diferentes roles personales que se desarrollan en la sociedad.
Apreciar la labor de trabajar en equipo.
Adquirir pautas y estrategias adecuadas para el trabajo en equipo.
Desarrollar la colaboración con personas diferentes a nosotros mismos.
Aprender controlar la impulsividad en momentos de frustración.

Los materiales necesarios se reducen al propio programa diseñado para ejecutarlos (tipo Power Point), pizarra para desarrollarla y un aula acondicionada para tal fin.

El desarrollo de la actividad comenzará explicando a los niños las pautas básicas del trabajo en equipo y obteniendo de ellos diferentes opiniones según tengan al respecto.

El material que empleamos nos da la opción de trabajar la reflexión, de hacer una mirada hacia el futuro y plantearles situaciones en las que pueden verse envueltos, en las que obligatoriamente deberán trabajar en equipo, y con las que podemos instaurar las pautas adecuadas para su desarrollo óptimo.

¿En qué momentos podemos trabajar en equipo?
¿Cuándo seáis mayores creéis que vais a trabajar en equipo? ¿Cuándo?
¿Qué cosas debemos tener en cuenta cuando trabajamos en equipo?
Aprovecharemos, como contenido transversal, el análisis de la conducta de los personajes del vídeo para relacionarlo con los roles establecidos en el centro escolar. En ocasiones estos niños son etiquetados, y con bastante negatividad, por parte de sus compañeros y profesores.

Sabemos que cada persona es única y diferente al resto, cada uno de vosotros lo sois.
¿Sabéis que existen roles/ formas de ser diferentes en clase?
Quizá en ocasiones hemos oído hablar de `etiquetar` a las personas. ¿Qué quiere decir esto? ¿Te parece bien? ¿Por qué podemos ganarnos esas etiquetas?
La reflexión personal y de la conducta es un punto fundamental en la intervención psicopedagógica realizada con los alumnos, por lo que deberemos tener presente, como siempre, una serie de pautas a la hora de planificar las sesiones.

Debemos pensar a quiénes van dirigidas: se trata de pensar en los niños que tendremos en el aula, en sus características, estilos de aprendizaje, sus motivaciones y su disposición a aprender, ya que debemos intentar que sean lo más personales y ajustadas a la realidad posibles.

Pensar en los contenidos trasversales: nunca vamos a trabajar un concepto o aspecto determinado del TDAH por aislado, sino que nos vamos a apoyar en diferentes conceptos, en conocimientos previos y en aspectos relevantes que deben ser trabajados siempre: impulsividad, asertividad, reflexión, paciencia, etc.

Superarnos: emplear materiales que sean del gusto de nuestros niños, con los que podamos llamar su atención, que muestren interés, etc. Para ello no nos podemos acomodar, tenemos que investigar, seguir formándonos y mejorar. Con ello nos beneficiaremos nosotros, pero también todos los niños con los que trabajamos.

Ser constantes: no podemos plantear una sesión de cualquier aspecto, como en este caso del proceso a seguir en la toma de decisiones, y esperar que solo como ella los niños ya adquieran los objetivos. No. Debemos ser constantes, pedir feedback, introducirlos como contenidos trasversales en otras actividades y pasado cierto tiempo volver a incidir sobre él con actividades nuevas, recordando lo que se ha trabajado anteriormente.

Con la tecnología de Blogger.